Ahí vamos

En el décimo episodio de Vuelta por el Universo regresamos al año 2006 para meternos en la creación del disco más Soda Stereo del Cerati solista. Un material que marcaba la vuelta a sus orígenes más rockeros, y se expresaba casi como un mimo a quienes rogaban la vuelta del trío.

Descargar episodio #10
Suscribite al podcast: Apple Podcast / Google Podcast / RSS / Spotify
Escuchar todos los episodios de este podcast

Vuelta por el universo es un podcast producido por Tatiana Scorciapino para Rock.com.ar con un recorrido por la trayectoria de Gustavo Cerati.

Transcripción

Hoy hacemos la excepción y rompemos todas las reglas, para dejar que nos vuele la sonoridad por el aire. Soy Diego y en esta nueva Vuelta por el Universo, vamos a recorrer la creación del disco más Soda Stereo de Cerati, ¿te subís? 

Antes de arrancar, te recordamos que podés escuchar este y todos los capítulos de nuestro podcast en Spotify, iTunes, Apple Podcast, y por supuesto, Rock.com.ar.

En el 2006, cuatro años después de su anterior disco de estudio, Gustavo le dio vida a “Ahí Vamos”, un material que marcaba la vuelta a sus orígenes más rockeros, y se expresaba casi como un mimo a quienes rogaban la vuelta de Soda.

Gustavo Cerati: ‘Es un disco de rock, tiene esa impronta. Los tempos están mucho más arriba, la guitarra es un poco el vector sonoro de casi todo el disco. En algún sentido recupero varias cosas de mis raíces más conocidas. Y también tiene un punto de contacto con todo lo que hice antes. La electrónica está presente, pero no desde el lugar de estética del sonido, si no.. bueno la electrónica está presente, porque está presente en todos lados. Pero definitivamente es un disco más directo, más rockero, por las letras, la forma que lo compuse..’

El disco empezó a gestarse en 2005 en Unísono, el por entonces nuevo estudio de grabación creado por el ingeniero Eduardo Bergallo. Cerati venía de varios años en los cuales su estilo de composición estaba marcado por los samples, las computadoras y cualquier equipo tecnológico que le permitiera crear nuevos sonidos. Sin embargo, éste material rompió con esa grieta. Así lo contaba su amigo Adrián Taverna, en el especial Bios de Natgeo:

Adrián Taverna: ‘Ahí Vamos fue realmente la necesidad de volver a componer con la guitarra, cosa que había dejado de hacer desde hacía bastante tiempo, muchos años y bueno se volvió a sentir cómodo también con eso’

Gustavo Cerati: ‘Otro de los desafíos que me pareció importante encarar fue el de romper con ciertos métodos. sobretodo porque después de hacer varios discos, las cosas empiezan a parecerse mucho.. y bueno ahora viene el momento de esto y después del otro y uno se predispone. me gustó dar de vuelta las cartas, remezclar, hacer las cosas en órdenes diferentes… y resultó, porque eso también le agrega un plus para uno sentirse en la emoción justa para grabar. Que no siempre sea igual, que no sea mecánico’ 

Si bien mantuvo parte de la banda que había formado en Siempre es Hoy, la vuelta a sus orígenes también significó el reencuentro con músicos que lo habían acompañado en esas etapas. Tweety González, el emblemático tecladista, y su amigo Richard Coleman en guitarras, fueron los encargados de ayudar a Cerati a producir y escribir letras para este disco.

Gustavo Cerati: ‘Quizás me gustó esa cosa de mezclar un poco entre los nuevos y los viejos amigos, así lo veo yo también no eso. En algún sentido es algo como una reconciliación, sin haber estado peleados. Esas cosas que uno a veces trata de explicar alguna forma, tiene que ver con también como encontré a mis amigos en este camino.’

Ahí Vamos no sólo representaba una vuelta, también preparaba un comienzo. Benito, el hijo de mayor de Gustavo, fue parte de la creación de ‘Adiós’, una de las canciones más recordadas del disco.

Gustavo Cerati: ‘Benito participó activamente porque, naturalmente al ser mi hijo estaba al tanto de todo lo que iba haciendo, y un día le dije: ‘¿por qué no escribís algo?’. A mi me encanta las letras que hace él para sus canciones. Y escribió las primeras líneas de una canción que se llama Adiós, y luego fue un ida y vuelta con lo que yo escribía. La verdad que lo mejor fue lo que escribió él, yo después traté de rellenar como podía. Es una de las canciones que da más en el punto del disco, tiene mucho que ver con eso. Es una participación que no me interesa que sea una exposición, si no algo que se dio naturalmente por la cercanía. Y porque cuando son chicos tienen el jardín más limpio, y las asociaciones que hacen son mucho menos viciadas que las que tenemos nosotros de más grandes’

Como era de esperarse, la búsqueda de perfección no fue dejada de lado en este disco. Por la batería pasaron cuatro músicos: Fernando Samalea, Pedro Moscuzza, Emanuel Cauvet y el ex baterista de Pappo, ‘El Bolsa’ González.

Gustavo Cerati: ‘Usamos lo que se llama un drum doctor, que ahora parece que es bastante más normal, que es alguien que viene y te afina la batería y te deja todo muy bueno para sonar. En este caso era ‘El Bolsa’, un baterista que había tocado con Pappo y me vino de perillas para un par de temas.’

El cuarto CD del ex Soda fue lanzado el 4 de abril del 2006. Su popularidad fue tal que, sólo con las ventas anticipadas, se certificó como platino en Argentina, y alcanzó el disco de oro en México.

“Crimen”, “La excepción”, “Adiós”, “Lago en el cielo” y “Me quedo aquí” fueron los cortes elegidos para recorrer las radios y rápidamente se convirtieron en clásicos, no sólo del músico, si no del rock argentino.

Gustavo Cerati: ‘La verdad que en principio, más allá de lo que yo intenté concretamente, algo que tuviera pensado, pienso que el universo se va disponiendo de cierta manera. Si uno no se contrapone a ello, no fuerza demasiado las cosas, es cuestión de estar con los ojos abiertos, por algo ocurren las cosas. Y lo digo más allá de un sentido místico, es real, realmente siento que el cosmos se confabula para algo. y si uno no se pone en contra de eso, las cosas te llevan. Y aparecen viejos amigos, amigos que necesitas, aparecen las cosas que estabas buscando. Por supuesto hay una disposición de uno, pero es solamente una parte’

Hasta acá llegamos en esta nueva recorrida por el Universo Cerati. Con la producción de Tatiana Scorciapino, nos despedimos hasta la semana que viene ¡chau!

Scroll to top