the rolling stones

Broadwick Street

En el episodio de hoy vamos a visitar el sitio donde se formaron los Rolling Stones: Broadwick Street.

Read More

David Bowie: Starman

Los primeros días de enero están atravesados por un denominador común y tres episodios
que flotan satelitalmente a su alrededor: David Bowie. El 8 de enero de 1947 nacía. Ese mismo día, pero del 2016, lanzaba su disco número 25: Blackstar, una suerte de obra póstuma. Y dos días después -el 10 de enero- fallecía a causa de un cáncer de hígado.

David Jones –así se llamaba realmente- fue un artista decididamente único. Para conocer
los porqués de rotunda afirmación, es imprescindible hacer un recorrido por las condiciones
de producción que lo fueron nutriendo a lo largo de una vida que, como no podía ser de otra manera, se cerró como una obra de arte.

Como nos enseñó Hollywood, hagamos el ejercicio cronológico de contar una historia
comenzando por una pregunta llave: ¿Cómo fue su infancia? Hijo de una camarera,
Margaret Mary Burns (Peggy) y de un trabajador de una ONG caritativa dedicada a los
niños, Haywood Stenton Jones (John) que concurría al restaurant de Peggy y concibieron a
Bowie cuando ambos estaban casados con otras personas. David Robert Jones nació en el
extremo sur de una Londres –se crió primero en Brixton y luego en Bromley – marcada por las secuelas de los Blitz nazis de la Segunda Guerra Mundial pero también por el Rock & Roll de Elvis Presley o John Coltrane que mamó de su padre y el jazz, la música clásica de Gustav Holst, la Generación Beat de Ciencia Ficción (William Burroughs, Jack Kerouac y
Allen Grinsberg) de su medio hermano 10 años mayor por parte materna, Terry. En 1985,
Terry Burns salió del hospital psiquiátrico Cane Hill en el que se encontraba producto de
una esquizofrenia con la única opción de suicidarse: se acostó en las vías del tren que recorría el sur londinense y se dejó morir. Cane Hill forma parte de la tapa del disco ‘The man who sold the world’ (1970) y de hecho, gran parte de ‘Aladdin Sane’ (1973) está
inspirado en esa enfermedad tan temida por David por los antecedentes familiares.

A los 9 años integraba el coro escolar de la Burnt Ash Junior School, rodeado de los discos
paternos de Frankie Lymon and The Teenagers o el ‘Tutti Frutti’ del Dios Little Richard.
Asistió al Bromley Technical High School junto a Peter Frampton cuando estallaba el Beat
Music, comandado por unos The Beatles ya vueltos de Hamburgo. En  1962, un golpe en
su ojo izquierdo le dejó una asimetría en sus pupilas que luego sería un sello característico.

Fundó y participó en agrupaciones como The Konrads (1964), The Kingbees (1964) y Mannish Boys (1965), y un año más tarde pasó de ser David Jones a ser David Bowie para no ser confundido con el cantante de The Monkees. Hasta acá vemos los
cimientos del Bowie artista. Influenciado en su infancia por el gran renovador del teatro
inglés Lindsay Kemp, alguien que lo adentró en el teatro Kabuki japonés y especialmente
en el Onnagata, donde los actores se maquillan y pueden encarnar personajes femeninos.
Lanzó, de modo marketinero, su primer hit ‘Space Oddity’ a la par de la llegada del hombre
a la Luna en 1969, un cóctel con reminiscencias de aquellos libros beats de ciencia ficción
que su medio hermano le había hecho leer de chico, mezclado con el programa ‘The Quartermass Experiment’ que veía en la BBC y la película estrenada en 1968 “2001, Odisea del Espacio” de Stanley Kubrick (luego retomaría al director en los atuendos que The Spiders from Mars lucirían, estilo los Drugos que segundeaban a Alex DeLarge).

Para esta época, el Bowie salido de un laboratorio de arte comenzó a edificar lo que sería
una marca en él: los alter ego. Un mundo bipolar de la Guerra Fría, con The Beatles separados, Dylan alojado en las huestes del folk, y The Rolling Stones en estado de shock tras el fatídico Altamont Free Concert de 1969. En este panorama, la contracultura de los ‘60 parecía desaparecer y emerger, en los ’70, el punk. Y ahí aparece Bowie. Un Bowie que había lanzado en 1970 ‘The man who sold the world’ y que en 1971 había sido padre de Duncan Jones. Y que, tras embeberse artísticamente en New York de Iggy Pop y Lou Reed (años más tarde le produciría discos a ambos) y de dotarse de la estética contracultural de Andy Warhol y Kansai Yamamoto, presentó en 1972 a Ziggy Stardust en el programa Top of the Pops. Probablemente, de sus alters, el más célebre. Inspirado en un músico de poca monta -Vince Taylor-, el personaje era un alienígena andrógino cargado de maquillaje que anunciaba el colapso planetario y promulgaba un mensaje de unidad pansexual y el paso natural del Mod Británico al Glam Rock. Héroe de minorías sin voz en una sociedad conservadora como la inglesa, Bowie se declaró gay en una entrevista en 1972, 5 años después de que la homosexualidad había dejado de ser un crimen en el Reino Unido; en 1976 amplió el gusto a la bisexualidad y en 1983 se definió como ‘un heterosexual en el armario’.

A mitad del ‘73, el personaje se había deglutido literalmente a Bowie que, por su bien, le
puso punto final, pero sería el primero de una larga lista de personajes a los que recurrió, lo que le valió el apodo del camaleón del rock. Para esa época ya el consumo de drogas en él era habitual. Se lanzó a la conquista del mercado americano con un toque soul y funky de ‘Young Americans’ en 1975 instalándose en Los Ángeles.  Duró poco porque en LA se
volvió más adicto a la cocaína y era asediado por su fama. Pero, si de algo le sirvió su
estadía ahí es para comprender que debía experimentar y encontrar nuevas formas de
escribir.

Es por eso que en 1976 buscó refugio en Berlin, acompañado de la Iggy Pop. Estuvo
viviendo en Kreuzberg, un barrio de inmigrantes turcos, sin ser reconocido en las calles y
disfrutando de ese no ser nadie. ‘El Duque Blanco’, un personaje de aspecto frío y distante,
con el pelo corto, viajó a la capital alemana como una estrella de rock, y volvió convertido
en un artista consumado, y fraguó de la mano del productor Brian Eno lo que se conoce
como la Trilogía Berlinesa: ‘Low’ (1977), ‘Heroes’ (1977) y ‘Lodger’ (1979). Discos marcadamente atravesados por el Krautrock alemán y por la experimentación, a través del uso de sintetizadores y de la manipulación de la voz mucho tiempo antes que se imponga en la industria y el padre biológico de la novedad y vanguardia de la New Wave venidera.

Supo lo que era moderno antes de descubrirse la modernidad. Fue el héroe de las mil caras
pero con una sonrisa única. Porque la sonrisa no cambiaba aunque se transformara con el
maquillaje, ni había metamorfosis para unas pupilas asimétricas que parecían confirmar que Bowie era un ser de algún incierto más allá. Pasó toda la década del ’80 obsesionado por seguir siendo moderno hasta que, en algún momento, empezó a preguntarse en voz baja pero cada vez con más energía si no iba siendo hora de ir buscando amparo en lo “clásico”.

Se casó con Iman, su amor a primera vista, y David Bowie fue pereciendo más del personaje y volviendo a ser David Jones. Había desaparecido de la luz pública, pero había decidido vivir. Frecuentaba librerías y galerías de arte. Era un hombre de familia. Y ese sedentarismo se fue imponiendo al apetito musical, junto con un problema cardíaco en 2004 que sirvió como una suerte de jubilación musical. De hecho, no volvió a presentarse en vivo tras 2006. En el medio, rechazó primero en el 2000 el ser Comandante del Imperio Británico y luego, en 2003, el ser nombrado Caballero de la Orden del Imperio Británico (Jagger y McCartney no lo rechazaron) porque ¿para qué ser Caballero si ya sos uno de los reyes de la música?.

La madurez te ofrece cada vez menos preguntas pero más importantes y mejor formuladas. “The next day” (2013), fue una sorpresa. Y el reciente “Blackstar” nos hizo preguntarnos de nuevo sobre su apetito artístico. Claro, ignorábamos que se trataba del epitafio de un artista escribiendo una despedida cuidadosamente orquestada.

Mirá el nuevo video de The Rolling Stones

sin-titulo
The Rolling Stones regresó con un disco de estudio luego de más de dos décadas. Se trata de “Blue & lonesome” y acaban de presentar el video de la canción “Ride ’em on down”.
La actriz de “Crepúsculo”, Kristen Stewart, protagoniza este video donde despliega toda su sensualidad recorriendo una Los Ángeles vacía en un Ford Mustang.
La reciente placa de los Stones es un homenaje a sus raíces con doce canciones que componen este trabajo y recrean a artistas como Jimmy Reed, Willie Dixon, Eddie Taylor, Little Walter y Howlin´ Wolf.
Mirá el video de “Ride ’em on down”:

Ya se puede escuchar el nuevo disco de The Rolling Stones

nuevo-disco-rolling-stones-blue-lonesome
El disco número 25 de estudio de The Rolling Stones fue lanzando este viernes 2 de diciembre y ya puede escucharse en Spotify.
El sucesor de “A bigger bang” (2005) fue grabado en solo tres días por el cantante Mick Jagger, los guitarristas Keith Richards y Ron Wood; y el baterista Charlie Watts, en el British Grove Studios de Londres. Contaron con la presencia de Eric Clapton, como invitado de lujo.
“Blue & Lonesome”, editado por Polydor Records, está disponible en varios formatos. Fue producido por los Glimmer Twins y Don Was.

El nuevo disco de The Rolling Stones se llamará "Blue & lonesome"

2281465h765
The Rolling Stones tiene listo su nuevo disco, “Blue & lonesome”, una placa con 12 versiones de temas clásicos de puro blues de los años 50 y 60. El disco podrá adquirirse a partir del viernes 2 de diciembre, pero el single “Just your fool” ya está disponible en Spotify.
El nuevo álbum, sucesor de “A bigger bang” de esta banda que lleva más de 50 años sobre tiene como artistas invitados a Eric Clapton y al percusionista Jim Keltner.
“Blue & lonesome” fue grabado en solo tres días e incorpora un cambio de imagen: la icónica lengua insignia de la banda se tiñe de azules y de púrpuras y es la imagen de la tapa del nuevo álbum, que presenta una edición de lujo con fotos de los últimos shows del grupo en su gira latinoamericana.
Además de “Just your fool”, “Commit a crime” “All of your love”, “I gotta go”, “Everybody knows about my good thing”, “Ride ‘em on down”, “Hate to see you go”, “Hoo doo blues”, “Little rain”, “Just like i treat you” y “I can’t quit you baby” serían los otros temas que completan el álbum. Ya puede preordenarse en la página oficial de los Stones.

Desert Trip 2016: los Stones, McCartney, Neil Young, Dylan, Waters y los Who, en el mismo escenario

FESTIVAL-659x370
La historia del rock, los tipos que lo inventaron, juntos en un escenario por primera y seguramente única vez. The Rolling Stones, Bob Dylan, Paul McCartney, Neil Young, Roger Waters y The Who tocarán durante tres días en el desierto de California en octubre.
La noticia del concierto, que se llamará Desert Trip, se filtró hace dos semanas al diario Los Angeles Times durante la celebración del último festival de Coachella, un evento anual que va adquiriendo categoría año tras año y que se celebra en un paraje inhóspito cerca de Indio, California. La misma empresa que organiza Coachella es la que celebra este festival, cuyo escenario estará en las instalaciones del resort Empire Polo Club.
El viernes 7 de octubre, al atardecer, abren el festival The Rolling Stones. Después, Bob Dylan. El sábado, Paul McCartney seguido de Neil Young. Y el domingo cierran la fiesta Roger Waters y The Who. Los detalles empiezan a aparecer en la cuenta de Twitter (@DesertTripIndio) de la empresa, que tiene apenas horas de vida.
Todas las figuras tienen al menos medio siglo de carrera bajo el sombrero y están en la setentena. Son citados sin parar como referencia por cualquier músico de las cinco décadas siguientes. Es la primera vez que comparten cartel todos juntos. El precio de las entradas ya está disponible en la web de la promotora. Un día: 199 dólares. Tres días: 399 dólares. Tres días con asiento reservado: 999 dólares. Esto, sumado al hecho de que Coachella está en medio de la nada, por lo que hay que pagarse transporte y alojamiento.
“Es lo mejor que queda de nuestra época, me alegro de que lo hayamos conseguido”, dijo el cantante de los Who, Roger Daltrey, citado por la revista Rolling Stone. La publicación revela que juntar este cartel ha costado dos años de negociaciones. El presidente de Goldenvoice, la promotora que organiza Coachella, Paul Tollet, explica que fue uno por uno a venderles la idea a los seis. Desde el principio les dijo que el festival no se haría si no era con esos seis. Se reunió con todos menos con Dylan. No revela cuál fue el primero en aceptar. En cuanto al caché, declina confirmar a la revista si es cierto que cada uno va a cobrar más de siete millones de dólares: “Cobran lo que valen”.
 

El País

Los Rolling Stones darán un concierto gratis en Cuba

0004371071
The Rolling Stones anunciaron el martes que tocarán un concierto gratuito en La Habana el 25 de marzo, en lo que se espera sea uno de los mayores actos musicales en Cuba desde su revolución de 1959.
Los Stones tocarán en la Ciudad Deportiva de La Habana tres días después que el presidente Barack Obama visite la capital cubana.
Se espera que el concierto atraiga a una audiencia masiva en un país donde el gobierno alguna vez amonestó a los jóvenes por escuchar rock, cuando esa música era vista como una herramienta del capitalismo occidental.
Además de haber abandonado esa política, el gobierno cubano ha permitido cada vez más que haya grandes concentraciones no oficiales.
En un comunicado, la banda dijo: “hemos tocado en muchos lugares especiales durante nuestra larga carrer, pero este espectáculo en La Habana va a ser un hito para nosotros y esperamos que lo sea también para todos nuestros amigos en Cuba”.

AP

The Rolling Stones en la Argentina: cómo fue la lista de temas del segundo show en La Plata

2156924h765
The Rolling Stones tuvieron anoche su segundo gran show en el Estadio Único de La Plata, ante una multitud de fanáticos que corearon todas y cada una de las canciones elegidas para la ocasión.
Hubieron algunas variaciones en el setlist con respecto al recital del domingo: “Jumpin’ Jack Flash” por “Start me up” para dar por comenzada la ceremonia stone, una votación popular que se definió por “Angie” en lugar de por “Street fighting man”, la notoria ausencia de “Wild horses” y de “Happy” y la inclusión de temas como “Before they make me run”.
La lista completa del segundo show de Sus Majestades Satánicas en La Plata:
“Jumpin’ Jack Flash”
“Let’s spend the nigh together”
“It’s only rock ‘n’ roll (But I like it)”
“Tumbling dice”
“Out of control”
“Angie” (elegida a través de la votación del público)
“Paint It black”
“Can’t you hear me knocking”
“Honky tonk women”
“Slipping away”
“Before they make me run”
“Midnight rambler”
“Miss you”
“Gimme shelter”
“Start me up”
“Sympathy for the devil”
“Brown sugar”
“You can’t always get what you want”
“(I can’t get no) Satisfaction”
 

La Nación

The Rolling Stones en Argentina: furor por las entradas

2116123w620
Comenzó la venta de entradas para ver a The Rolling Stones en Argentina. A partir del martes 10 de noviembre y hasta el lunes 16 se podrán conseguir con descuento para clientes del Banco Patagonia desde el 10 de noviembre; la venta general comenzará el 17 de noviembre a través de Ticketek. No habrá venta telefónica ni puntos de venta física. Los precios de las entradas son: plateas preferenciales $3000; plateas $2600; plateas traseras $2200 y cabecera acceso a campo $1250. Se podrán tomar hasta cuatro tickets por tarjeta y por usuario, para un único show.
En Uruguay ya batieron el récord de ventas para el show en el Estadio Centenario de Montevideo (donde se presentarán el 16 de febrero): se compraron más de 30.000 entradas y los campos fueron totalmente agotados.
Después de muchas idas y vueltas en las negociaciones, se confirmó la esperadísima nueva visita de la banda liderada por Mick Jagger: se presentarán el domingo 7, el miércoles 10 y el sábado 13 de febrero en el Estadio Único de la ciudad de La Plata. A través de su página oficial, los ingleses dieron a conocer las fechas del Olé Tour, que los llevará a pasar también por Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, México y Perú.
Será la primera vez que los Stones toquen en la ciudad de las diagonales pero su cuarta llegada al país, después de que el Zip Code Tour los lleve a 15 ciudades de América del Norte: en 1995 debutaron en el Estadio River Plate con cinco shows durante febrero, como parte del Voodoo Lounge Tour; en 1998 regresaron para dar otros cinco y presentar “Bridges to Babylon” y en 2006 tocaron solo dos veces en el marco del A Bigger Bang Tour. En abril, con el fin de este nuevo tour, regresarían a París para grabar un nuevo álbum de estudio, el primero desde “A bigger bang”, editado hace diez años.

 

RS

Confirmado: The Rolling Stones regresa a la Argentina

2114387w620
“Los Rolling Stones quieren venir a la Argentina en febrero o marzo”, había dicho Daniel Grinbank en septiembre. Y, claro, él ya tenía la data. Después de muchas idas y vueltas en las negociaciones, se confirmó la nueva visita de la banda liderada por Mick Jagger: se presentarán el domingo 7, el miércoles 10 y el sábado 13 de febrero en el Estadio Único de la ciudad de La Plata.
A través de su página oficial, los ingleses dieron a conocer las fechas del Olé Tour, que los llevará a pasar también por Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, México y Perú. Las entradas se podrán conseguir con descuento para clientes del Banco Patagonia desde el 10 de noviembre; la venta general comenzará el 17 de noviembre a través de Ticketek.
Será la primera vez que los Stones toquen en la ciudad de las diagonales pero su cuarta llegada al país, después de que el Zip Code Tour los lleve a 15 ciudades de América del Norte: en 1995 debutaron en el Estadio River Plate con cinco shows durante febrero, como parte del Voodoo Lounge Tour; en 1998 regresaron para dar otros cinco y presentar “Bridges to Babylon” y en 2006 tocaron solo dos veces en el marco del “A Bigger Bang Tour”.
En abril, con el fin de este nuevo tour, regresarían a París para grabar un nuevo álbum de estudio, el primero desde “A Bigger Bang”, editado hace diez años.
 

RS

Scroll to top