Las Taradas

Lucy Patané: la arquitecta en su laberinto

Lucy Patané es, sin lugar a dudas, un nombre de referencia dentro de la escena local del nuevo milenio. Pieza clave de innumerables proyectos, la joven veterana del under acaba de lanzar su primer disco. Con el LP todavía caliente y previo a los conciertos de presentación, Corriendo la voz entrevistó a la artista de múltiples rostros.

Read More

Lu Martínez: “Creo que es importante abrir el juego a nuevas voces y personas que tengan algo distinto para decir”

Si esta entrevista pudiera escucharse arrancaría con un sonido áspero, profundo y con un matiz brillante contenido por el sabor de la madera. ¡Ah no! Que no se trata de un vino ni hace falta aclarar nada sobre la crianza en roble, tampoco se sugiere acompañar con frutos rojos ni quesos curados. Otra opción, siempre recomendable, es que elija su propia aventura e imagine usted lo que quiera. Lo cierto es que conversar con Lu Martínez después de un show en plena ciudad furiosa y ruidosa, admite, también, sentir la complacencia de haber estado en un bar playero bailando hasta el amanecer. Paisajes musicales que propone con su voz, una guitarra al hombro y mucho sentido del humor.

Lu Martínez es compositora, en su trayectoria como solista publicó dos discos Realmente Grande (2013) y El Calor (2018). Es bajista y contrabajista en la banda Las Taradas, “una orquestina de señoritas”, desde sus inicios. Sueña con encontrarse a Catherine Fulop en un ascensor y poner el cuerpo en movimiento con el video de reciente lanzamiento de su tema El calor, pasando antes por la pregunta sobre el desamor en el cover de Luis Miguel Cómo es posible que a mi lado. Que empiece la aventura entonces, esta es la primera parada.

Ph. Cora Belén

Durante el verano estuviste tocando en diferentes escenarios, el más reciente, en CABA, el ciclo Acústicos en el Jardín, ¿cómo fue, alguna novedad respecto de otros espacios?

Estuvo bueno tocar en el Auditorio de Belgrano, en el Jardín del Auditorio. Me pasó que al comienzo era un desafío porque mucha de la gente que estaba ahí, había ido a ver con qué se encontraba, tomar algo y charlar. Entonces, tocar para esa gente, es una incertidumbre, ver cómo reaccionan, ¿no? Y confirmar que me prestaron atención, me pareció un público muy respetuoso que estuvo muy atento y cuando se rompió el hielo, también participaron cantando los temas del cancionero que tengo. Se coparon en cantar y jugar, que para mí eso es lo más importante en general y, bueno, más cuando toco mis canciones. Así que la verdad, muy contenta con la diversidad de público, chicos, niños, niñas grandes, o sea, niños y niñas, público adulto, jóvenes, de distintos poderes adquisitivos, poder reunir, distintas culturas de la ciudad en un mismo espacio. Así que, encantadísima.

¿Cómo llevás la cuestión o el debate actual sobre la poca presencia femenina en ciclos y festivales? Justamente este ciclo que comentamos estuvo bastante parejo en ese sentido…

Bueno, tocar en ciclos y festivales donde haya artistas músicas mujeres, compositoras, me encanta, porque creo que es importante también abrir el juego a nuevas voces y personas que tengan algo distinto para decir de lo que vamos escuchando en la historia de los festivales y conciertos. Así que a mí me gusta mucho poder ser parte. Me parece que hay muchísimas compositoras increíbles, muy interesantes que están tocando en los ciclos de los acústicos, otras que no pero están tocando en otros lugares y de a poco están teniendo un espacio. Todavía falta un montonazo porque esto es como una semillita y hay que tratar de esparcirla lo más que se pueda y cada una, desde el espacio que tiene, para que llegue a los lugares más masivos. Así que, no me es indiferente que estén estos espacios y por suerte en los independientes y más chiquitos de capital, veo que muchos están queriendo escuchar esto y las mismas artistas estamos juntándonos y armando equipo como para poder tener visibilidad en estos lugares. Eso es importante.

Y en el contexto de crisis económica y falta de apoyos institucionales para la cultura y las artes, ¿cómo es la experiencia de que el público ponga valor a tu trabajo?, la gorra de siempre…

Las experiencias de tocar en lugares que son a la gorra son distintos a los ciclos que son gratuitos, y distintos a los que se cobra entrada. Un ciclo que es a la gorra no es lo mismo que gratuito, eso es importante diferenciarlo, ¿por qué?, porque a la gorra quién está contribuyendo a la ganancia económica directa hacia el músico o música es el público. Y ahí es importante enseñar y mostrarle a la gente que lo que uno está haciendo, el arte que está haciendo, tiene un trabajo, estudio, inversión en los instrumentos, tiempo personal, de profesores, es un camino recorrido para llegar al escenario con las herramientas disponibles como para poder conectar con la música y las creaciones que hacemos y poder conectar con el público. Ese trabajo, por lo general, está tácito y me parece que es importante que el público sepa cuándo es a la gorra como para que puedan tenerlo en cuenta a la hora de apoyar al artista si es que le gustó. Por ejemplo, contemplá todo eso y tené en cuenta que en un lugar que estás consumiendo alimentos, bebidas… Tené en cuenta también que hay una artista que está poniendo toda esta dedicación que cuento. Distinto si es un concierto gratuito donde la manera de cerrar toda la maquinaria económica pasa por otro lado, por la producción y por dinero que se consigue a través de sponsor o mismo el espacio o de la ganancia del consumo del bar de esa noche. Son distintas las maneras y ahí se arregla más entre los productores y artistas y se deja al público que pueda tener un consumo libre de arte, de comida y bebida. Así que, es súper importante diferenciarlos y sobre todo cuando estamos en un show a la gorra poder explicar que esto que están viendo tiene que ver con un montón de otras cosas y no es simplemente tocar una canción y ya.

Además se trata de acompañar proyectos independientes, ¿la autogestión es una estrategia para defender la autonomía o la consecuencia de la falta de apoyos institucionales y acuerdos comerciales justos?

La autogestión viene por la necesidad y las ganas de avanzar en el trabajo artístico de cada una, en mi caso. Y también por estar viviendo en un lugar donde la cultura todavía no es una prioridad a nivel de ayudas económicas. Sí creo que ha habido un avance de algunas instituciones que ayudan a poder tener herramientas al alcance, como el INAMU, Estudio UrbanoIbermúsicas, empiezan a trabajar un poco en red, y de hecho gracias al INAMU y Estudio Urbano yo pude hacer la reedición del cancionero, que es el que voy regalando en los shows, y mi segundo disco. Hay ciertas ayudas, pero eso igualmente no deja de estar ligado a la autogestión, una se tiene que sentar y escribir y presentar el material y me parece que sí, que un poco es una consecuencia de la situación actual del arte en la Argentina pero, a la vez, yo le veo el costado bueno que es aprender a hacer todas estas cosas y cuando llegue la hora de agrandar la familia del equipo de trabajo ya una sabe de qué se trata, y si lo va a hacer otra persona, poder trabajar en equipo con más objetividad.

Ph. Maximiliano Nicotra

Lu Martínez se presenta en el C.C.Matienzo el 16/03

Foto de portada de Natalia Guzmán

 

 

#Playlist Musicalizando el #8M: las mujeres paramos el mundo

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, siguiendo la tradición de las mujeres socialistas que desde 1909 pelearon por la igualdad de condiciones  políticas, civiles y laborales entre hombres y mujeres. Aunque durante años, el Día de la Mujer funcionó como un “festejo” comercial, en el que se recibían bombones, flores o regalos, la lucha feminista y el movimiento de mujeres se apropió nuevamente del 8 de marzo, convirtiéndolo en lo que originalmente fue: un día de lucha y reivindicación.

Desde 2017, cada 8M tiene lugar un Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis e Identidades No Binarias que busca, a través de un paro activo, movilizaciones y eventos internacionales, poner sobre la mesa lo que significa vivir en este mundo patriarcal que nos expone a la violencia, la discriminación e incluso a la muerte. Por eso, este viernes 8 de marzo de 2019 las mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries paramos y salimos a las calles y ¿qué mejor banda sonora para acompañar la jornada que esas canciones que encarnan nuestra lucha, poniéndole letra y música? Este 8M subile el volumen a esta playlist y decí: si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotres

  • ¿O no? – Marilina Bertoldi 

No podía empezar la playlist de otra manera que no sea con esta canción de una de las músicas más imprescindibles de nuestro rock nacional. Ganadora de la categoría de Mejor Disco Argentino del año del Suplemento NO de Página 12, Marilina no tiene miedo de decir lo que hay que decir ni de decir orgullosamente que “este año ganó una lesbiana”. Esta canción encarna precisamente ese espíritu de lucha y le pone voz: “quiero avisarles algo/estaba enojada y ahora estoy preparada.” Para salir a marchar con la frente bien alta. 

  • Autodefensa – Las Ex

Si te gusta el punk y sos feminista, no podés dejar de escuchar a la banda mendocina, Las ex. Autodefensa es su último single y el adelanto del disco homónimo que verá la luz próximamente a través de Goza Records. La canción refleja la actitud de libertad pero también de hartazgo que vivimos muches. Sabemos que queremos andar tranquiles por la calle y no vamos a dejar que nos frenen: “y si me tocás/te mato”, como dicen las chicas. 

  • Smile More – Deap Vally

Este dúo de chicas norteamericanas, que fueron soporte de bandas como Garbage y Blondie, nos regalaron esta maravilla llamada Smile More, que pertenece a su último disco de estudio, Femejism. El título de canción recupera el comentario, que la mayoría de las mujeres ha escuchado más de una vez, de que “deberíamos sonreír más” y lo transforma en un potente himno a esta cuarta ola del feminismo, reinvidicando la libertad de vivir nuestras vidas como queramos sin tener que pedir perdón ni permiso: “no quiero ser un reflejo/estoy tan aburrida de este rechazo/no quiero ser un reflejo/no necesito que me dirijas”.

  • Voy – Femigangsta 

Nacida al calor de la lucha por la legalización del aborto, esta canción de Femigangsta refleja la multiplicidad que compone la lucha feminista: “feminismo es libertad, revolución, es ser conscientes/Ya no nos callamos más, viva la voz y alta la frente”. Al fraseo contudente y pegadizo de la cantante, se le suma, como broche de oro, un fragmento de la intervención de Ofelia Fernández durante el debate en el Congreso. 

  • Furiosa – BIFE feat. Reptilian Commander

Este power dúo que desafía los límites musicales y de género no podía faltar en esta lista. Furiosa es una canción bien #NiUnaMenos, que refleja la desesperación, el miedo y la incertidumbre que genera la violencia machista pero también el calor, la protección y la fuerza imparable de la furia feminista, que transforma el dolor en una lucha colectiva: “Y ahora estoy acá furiosa/bailando cumbia con las pibas/no me olvido de nada/no me olvido de vos, no”.

  • Antipatriarca – Ana Tijoux

El clásico de la artista francesa, bautizada latinoamericana no pierde potencia sino que en este contexto, adquiere aún más fuerza. La canción es, al mismo tiempo, una defensa frente a la violencia patriarcal pero también un grito de fuerza y celebración de nuestros derechos y nuestras luchas: “No sumisa ni obediente/mujer fuerte insurgente/independiente y valiente/romper las cadenas de lo indiferente”.

  • Nameless, Faceless – Courtney Barnett

La artista australiana Courtney Barnett estuvo hace unos días en nuestro país y no perdió oportunidad de colgar el pañuelo verde a su micrófono. No es casual: tanto su obra musical como su tarea al frente de la disquera Milk! Records, compartida con su compañera Jen Cloher, reflejaron siempre su defensa y compromiso con la lucha de las mujeres. En esta canción, que forma parte de su último disco, Tell Me How You Really Feel, les habla directamente a todos los hombres que se sienten amenazados por el movimiento feminista y les dice verdades como esta: “Quiero caminar por el parque de noche/los hombres tienen miedo que las mujeres se les rían/quiero caminar por el parque de noche/las mujeres tienen miedo que los hombres las maten”.

  • Que no, que no – Las Taradas

Una de las cosas que el feminismo dejo claras es que el amor romántico no va más. No queremos seguir atadas por estereotipos y relaciones que idealizan vinculos tóxicos y que limitan nuestras libertades. Queremos una revolución del goce, como diría Luciana Peker y esta canción de Las Taradas lo refleja perfectamente: “Si tú me pides sinceridad/Debo con pena contestarte Que no, no, no, no, no/Estoy feliz de mi libertad/Quiero placer para mañana”.

  • Rebel Girl – Bikini Kill

Y para cerrar la playlist, el himno. Bikini Kill fue la banda que le abrió las puertas de la música a miles de mujeres y esta canción es el ícono de la mujer empoderada, que ya no le tiene miedo a su deseo y a sus ganas de cambiar las cosas. Inundaremos las calles de lucha porque sabemos, como Bikini Kill lo dice, que la revolución será feminista o no será: “cuando ella habla, escucho la revolución/en sus caderas, hay revolución/cuando ella camina, la revolución está llegando/en sus besos, siento la revolución”.

 

#Cronica Las Taradas y una fiesta con amigues en el Xirgu

Las Taradas se reencontraron con su público en el Teatro Margarita Xirgu – Espacio UNTREF. Con visitas de lujo, las dosis de humor que acostumbra el octeto y un generoso despliegue musical, presentaron Le Tarade de mi vida, un show inolvidable que brilló con intensos tonos verdes. Corriendo la Voz estuvo presente y te acerca algunas impresiones de la noche.

Read More

#Blefari-Maffía “El rock hubo que peleárselo mucho a los chicos”

Más de uno abrió grandes los ojos y quedó boquiabierto ante la fecha que apareció en septiembre en las redes sociales: Flopa – Bléfari – Maffía, tres exponentes de la escena under reunidas en una cumbre sin precedentes. Paula Maffía pateó el tablero del under post-2001 al lanzar junto con Lucy Patané, y muchas otras, el grupo Las Taradas. Rosario Bléfari recorre la escena desde un tiempo antes: los ’90 con Suárez, los 2000 con una intensa carrera solista, y estos últimos años con diversos proyectos en banda. Flopa Lestani, que declinó amablemente la invitación a la entrevista, arrancó en los tempranos 90 con Mata Violeta y Barro, volcándose en el nuevo milenio a la canción de manera solista y en proyectos recordados como su disco en conjunto con Ariel Sanzo o el impecable Flopa-Manza-Minimal. Por fortuna, el triunvirato se quedó con ganas de más y despedirán el año con una nueva presentación. Read More

[Playlist] Cantan las pibas – Primera entrega

¡La magia de los algoritmos de las plataformas musicales! Buscas a una artista, le das ‘play’ y ya no sabes a dónde vas a terminar. Una canción, otra canción y otra mas, así unas cuantas veces, y te das cuenta que ya pasaste, mínimo, por cuatro artistas/bandas distintas. Acá te traemos un  posible viaje entre voces femeninas y, de paso, te contamos un poco sobre ellas. Read More

#Fotogaleria La Delio Valdez y Las Taradas en el Konex

En una hermosa tarde noche La Delio Valdéz y Las Taradas hicieron cantar y bailar a todos los que fueron el Sábado 11 de Marzo a la Ciudad Cultural Konex, nosotros estuvimos en el show y estas son las postales de Gonzalo Comito.

Scroll to top