Lucas Mariano Otero

#SueñoDePescado Ruge un rocanrol de las venas del dolor

Sueño de Pescado (SDP) presentó Sangre en tus luces, tercer álbum de estudio editado bajo su propio sello en una apuesta única que busca renacer en todos los sentidos. Desde Corriendo La Voz, intentamos desmenuzar la nueva joya del rock platense y compenetrarnos con esta banda que está viajando a una velocidad firme y constante, demostrando innovación disco a disco. Read More

#CientificosDelPalo La era del Justicialismo

La banda marplatense Científicos del Palo convocó a los medios para tener la posibilidad de charlar un rato sobre su exquisito pasado, magnífico presente y el futuro prometedor que les depara con el nacimiento de Justicialista, su sexto trabajo discográfico que será lanzado el próximo 15 de septiembre. Dicha placa formará parte de una trilogía y marcará el crecimiento que está teniendo el conjunto a nivel profesional en los últimos años. Un día después, los espera Uniclub, donde darán un show a todo trapo como ya nos tienen acostumbrados. Read More

#PajaroDiablo Abriendo su propio camino

Nos sumergimos en el barrio del Abasto para conversar con los integrantes de Pájaro Diablo, una banda multifacética, oriunda de Paternal, con gran despliegue en el circuito emergente. Se trató de una charla breve pero agradable en la que recorrimos la presentación de “Abrecaminos”, su álbum inaugural, el cual ya se encuentra en formato físico y en todas las plataformas online. 

El cuarteto integrado por Ernesto Herrera en voz, batería y acústica, Francisco Tasso en guitarra y sintetizadores, Leandro Gillig en bajo y Tomás Russo en guitarra, se autodefine como una banda que mezcla influencias setentosas con algunas actuales para obtener como resultado un sonido moderno y, sobre todo, propio. Asimismo, los identifica un rock and roll potente que suena al palo pero acariciando matices de funk y, por momentos, sentimos la fuerza arrasadora del grunge, transitando el camino de la búsqueda interior y la superación personal.

El vivo es definitivamente su momento. Se lucen y expresan su arte a toda máquina, llevando la energía a la máxima potencia. Algo comparable con una patada en la pera por la crudeza que exponen. Pájaro Diablo acaba de finalizar el rodaje del video clip “Espejos” y ya se encuentra en plena edición, por lo que muy pronto será presentado en sociedad. 

– ¿Cómo nace Pájaro Diablo?

Tomás: Al principio, empezó como un proyecto solista de Ernesto. Tenía algunas canciones y nos convocó de a uno. Fuimos trabajando un poco las canciones. Entre algunos cambios de integrantes y, a medida que fuimos colaborando, se fue gestando más como banda llegando a la actual formación.

-¿Qué nos pueden comentar sobre la producción de Abrecaminos?

Tomás: Veníamos de proyectos anteriores y no era la primera vez que entrábamos a un estudio. Fue una experiencia súper interesante. De hecho, tuvimos bastante pre-producción.

Ernesto: Teníamos bastante aceitadas las canciones y cuando llegó el momento pudimos grabar con seguridad y firmeza. Estábamos conscientes y conformes con el material.

-Antes que salga el trabajo en formato físico, salió de manera digital. ¿Por qué tomaron esa decisión?

Ernesto: Se fue gestando. Una vez que tuvimos el material, quisimos hacerlo público y lo compartimos a las tiendas digitales. Luego hubo un cambio de formación en el medio. Entró el bajista Leandro Gillig a partir de Febrero. Entonces, se dilató un poco la salida del disco físico. Fuimos reacomodando nuestras fichas para ponerle “play” e ir para adelante.

-Al ser una banda nueva, ¿les resulta difícil encontrar espacio para tocar?

Ernesto: Por suerte, pegamos onda con muchas bandas y nos dan una mano con eso y nos llaman para tocar. Especialmente en el conurbano que nos reciben bárbaro. Hay más bares rockeros y accesibilidad. Después, nos pasó que mostramos el material, gustó y nos dijeron: “esta buenísima la banda, vengan a tocar”.

-¿Quedó material pendiente para comenzar a gestar un segundo disco?

Ernesto: No sé si se quedaron cosas afuera pero se fueron creando ideas nuevas porque la nueva formación tiene otro sonido y aprovechamos eso.

-¿Cuáles son sus planes para 2018?

Ernesto: Estamos barajando la idea de ir a la costa, posiblemente. Luego, el sur del país. Posteriormente seguir con esta metodología de hacer conurbano, provincia de Buenos Aires y dos o tres shows en Capital.

Si todavía no conoces Pájaro Diablo, te compartimos Abrecaminos”, track número uno que le da comienzo a su placa homónima. 

 

La pura consciencia es derribar muros que no están. La vida virtual no descansa“.

 

Fotografías: Gentileza de la prensa de Pájaro Diablo.

La Bella Época: El despertar de la fuerza autogestiva

A pocas cuadras del Puente Alsina, en el barrio porteño de Pompeya, se ubica la casa que vibra al ritmo de La Bella Época. Los músicos, junto a Hugo Moggia, su manager, recibieron a Corriendo La Voz para adelantarnos algunos detalles sobre el show del próximo sábado 26 de Agosto en el Teatro Verdi (La Boca). Se trata de una fecha muy especial para la banda, ya que contará con la presencia de Rubén Patagonia, el encargado de inaugurar la velada.  Read More

#Vueltas “El fuego es la representación de la pasión con la que hacemos todo esto”

Sangre/Fuego la segunda producción discográfica de Vueltas, se dio a conocer hace tan sólo un mes a través del ciberespacio. Sin embargo, antes de la presentación oficial del álbum, Agustín Cuenca, el cantante, se tomó un rato para conversar con CLV y contarnos un poco sobre el proceso de producción que tuvo este nuevo hijo, la influencia que ejercen sobre la banda ciertos personajes peculiares y la fecha que se les viene el próximo 7 de Julio en Auditorio Oeste, Haedo.

– ¿Cuál fue la respuesta de la gente ante la salida de “Sangre/Fuego”?

Agustín: Yo creo que la gente lo recibió con mucha energía. Nos hicieron sentir que había muchas ganas de escuchar nuevas canciones y, a su vez, saber qué línea iba a seguir esta banda y hacia donde apuntábamos con la música y los ritmos. Por el poco tiempo de vida que tiene en las redes sociales y las críticas de los colegas, creemos que fue bien recibido. Se renovó en varios aspectos y eso mantiene vivo el avispero siempre. Falta el proceso de aquellos que todavía disfrutan de tener el material físico y disfrutar de la obra completa. Y ni hablar de aquellos que saben que en vivo vamos a salir a defenderlo con todo.

– ¿Quedaron conformes con el resultado final? ¿Qué balance podrías hacer sobre el proceso de grabación?

Agustín: Personalmente me siento conforme con el resultado final. Siempre quedan cosas dando vueltas que uno cree que podría haber mejorado, o el “por qué no le agregamos esto o le sacamos aquello”. Si no existieran esas constantes ganas de superarse y mejorar, creo que todo perdería sentido, y eso, por suerte, ya se volvió una costumbre para todos. En líneas generales, se propuso un trabajo desde el comienzo de la pre-producción y se llevó a cabo a raja tabla. Desde la producción, nos exigieron al máximo y la banda intentó responder al 100% en todo.

– ¿Cómo fue el armado de las canciones que integran el disco?

Agustín: Generalmente suelo componer la gran mayoría de las letras, pero siempre mantuvimos eso de que cualquiera podía proponer. Somos muchos en Vueltas, y hay mucho respeto por la canción. En este disco, hay temas de distintos integrantes, como en el otro, y el proceso fue básicamente el que solemos utilizar siempre: uno lleva una idea, puede ser una música o una letra y expone ante el resto, después entre todos le vamos dando forma. No tenemos una única manera de armar canciones. Este disco tuvo la nota de que fue creado en poco tiempo. Fue fundamental la decisión que tomamos de irnos un fin de semana todos juntos a una quinta, donde estuvimos día y noche armando temas, ensayando y proponiendo ideas. Ahí estuvo la clave para ir cerrando el armado de las canciones. Si bien algunas fueron hechas a dupla, todos formamos parte de cada uno de los temas.

 – ¿Qué mensaje intenta transmitir el título “Sangre/Fuego”?

Agustín: El mensaje del grupo es constante. El fuerte nuestro está en las canciones y en nuestras presentaciones en vivo. Ahí es donde sentimos que le dejamos algo a alguien. La idea del título fue encerrar con dos palabras simples, pero a su vez fuertes y concretas, abrir el juego. Cada una, por separado, representa mucho y suelen utilizarse en varios ámbitos de la cotidianidad. Suelen representar el sacrificio, la pasión, el amor, la melancolía y los huevos que uno pone a las cosas. Bueno, los que nos conocen, saben que desde que empezamos nunca nos sobró nada, pero tampoco nunca nos faltó ninguna de esas características. Y el resultado final del disco nos representaba a morir eso. Tanto que hasta lo grabamos a piel.

 – ¿Sienten que en las venas de Vueltas fluye fuego en vez de sangre?

Agustín: No, hoy corre a pleno sangre. Es con la que bombeamos cada cosa que nos proponemos desde que nos conocemos y desde el día que dijimos de tomarnos en serio esto de tener una banda, de dar un mensaje, de invertir gran parte de nuestras vidas en un proyecto. Hay que tener sangre para animarse a llevar adelante todo esto sin caerse en el intento. El fuego es la representación de la pasión con la que hacemos todo esto. Son dos complementos que se unieron, en nuestro caso, para poder sacar a la luz lo nuevo.

 – ¿Cuál es su relación con Tito Fargo y cómo fue la participación en el disco?

Agustín: Mediante personas en común. Esta vuelta navegamos en la búsqueda de querer trabajar el material de otra manera, por así decirlo, “más profesional”. Y el primer paso era dar con un productor. Después de algunos intentos llegamos a combinar con él. Se metió de lleno en el trabajo y nosotros nos guiamos por sus laburos anteriores, agregando la cuota de saber que conociendo a Tito, lo más probable era que no falte ese punto de rock que él le pudo agregar, desde su experiencia, a nuestras guitarras y, en mi caso, a la interpretación.

PH: Luguedo

 – La masterización estuvo a cargo nuevamente de Edu Pereyra pero, esta vez, en los Estudios Romaphonic. ¿Qué cambios sentís en cuanto a la calidad de un estudio a otro o consideras que es más importante la persona que la maquina?

Agustín: En este caso, creo que van de la mano. La posibilidad de contar con toda la sabiduría de Edu nuevamente, nos daba la tranquilidad de saber qué disco podíamos llegar a escuchar. Y la calidad de las máquinas con las que cuenta ese estudio hoy en día. Era el empuje que le faltaba al disco anterior, tanto en la parte técnica como de audio.

 -Si retrocedemos en el tiempo a la época de Brindis cantado, recordamos la grabación de Palabra Santa con Maxi Palermo. ¿Creen que es un pilar fundamental dentro de la banda? ¿Qué sienten por ese cantante con Latido Artista?

Agustín: Maxi, es un gran músico, un amigo. Nos lleva algunos años de ventaja dentro de la música y el ambiente e, inevitablemente, por su talento, hace que se haya vuelto muchas veces un gran consejero y compañero de escenarios. De pibes, seguimos sus grupos de rock y, claramente, tanto él como sus bandas fueron una fuerte influencia para Vueltas. Personalmente, ya que ocupamos la misma posición dentro de nuestros proyectos, siempre lo tuve muy allá arriba, porque siempre sentí gran admiración, tanto por su forma de expresar las canciones, como de moverse dentro de las bandas y su personalidad como cantante. Siempre estuvo ahí dándome una mano, dentro y fuera de la música, y en “Brindis cantado” fue como un profesor para mí.

Maximiliano Palermo es un artista oriundo de los mismos pagos de Vueltas. Lideró bandas como La Petisa y El Brote que, a pesar de no haber llegado a la masividad, dejaron marcas en cada uno de sus seguidores. En la actualidad, continúa su carrera dentro de un proyecto solista llamado Albatros.

 – Vuelven al Auditorio Oeste para presentar Sangre/Fuego. ¿Cómo se están preparando para el show?

Agustín: Siempre creemos que cada show tiene su historia. Suelen ser muy particulares y siempre tratamos de que la gente se lleve más que un espectáculo musical, tratando de hacer valer el precio que pueda tener la entrada. En este caso, el show es especial porque se trata  del lanzamiento de nuestro segundo disco y el condimento es que lo hacemos en un escenario grande, en un boliche que está bien posicionado en nuestro barrio, y que las canciones son nuevas. Estamos ansiosos y cargados de emociones. Lo preparamos como siempre, laburando mucho y corriendo todos en el equipo para que podamos dejar una huella por donde pasamos. Se está haciendo un trabajo de prensa importante y nuevo para nosotros, al que no estábamos acostumbrados, pero tomándolo con responsabilidad y muchas ganas. La gente siempre es parte de nuestro espectáculo y nos estamos moviendo mucho para que ellos se diviertan como siempre.

 -¿Cuáles son sus planes para el resto del año?

Agustín: Tenemos armado un mini cronograma de cómo continuamos luego del show en Auditorio. La idea es llevar a cada rincón que podamos este nuevo trabajo. Seguramente y, dependiendo de como nos acompañe el público en lo que queda del año, nos brindaremos a tocar mucho y tratar de hacernos fuertes en cada lugar que nos presentemos.

 -¿Qué significa Vueltas en su vida?

Agustín: A lo largo de nuestras vidas, Vueltas fue muchas cosas. Ocupa gran parte de nuestros días. Hoy, la banda es más familia que nunca. Crecimos nosotros y, a su vez, nuestra amistad. Tanto en lo musical como en lo personal, esto ya dejó de ser solamente el juego de juntarnos a tocar un rato y pasó a ser nuestra voz, nuestra forma de comunicar, nuestra personalidad y nuestra condición. Cada uno debe tener una respuesta diferente sobre lo que puede llegar a ser la banda en su vida. Personalmente, el sueño se hizo real y es muy difícil escapar de él.

Para el que desconoce, Vueltas es parte de este nuevo aire dentro del rock y, de a poco, va pidiendo pista. Este grupo de amigos se transformó en una banda de rock que, paso a paso, va en busca de sus sueños. Es lo que la vida les arrastra a sentir. 

Ph: Romina Soledad y Luguedo

#RodandoLaVoz de siete bandas

El pasado lunes, en el Teatro Monteviejo, instalado en el mítico barrio del Abasto, se organizó una conferencia de prensa en donde Corriendo La Voz tuvo la oportunidad de participar.
Siete bandas, diferentes estilos y personajes, todos en un mismo lugar contando su actualidad. Uno de los destacados fue
 Eruca Sativa, recientemente nominados en tres galardones de los Premios Gardel y en vísperas de preparación para lo que será la presentación de “Barro y Fauna” en su segundo round en el Luna Park Read More

#Cronica Don Lunfardo, Sembrando Huertas en San Justo

Los platenses de Don Lunfardo y el Señor Otario pasaron nuevamente por San Justo, en esta oportunidad el lugar a copar fue el Teatro Woodstock. Un show impresionante que dejó perplejos tanto a seguidores de antaño como a primerizos que debutaban en el Baile Sakado. Como es costumbre, una lista larga repasó la discografía de la banda y una escenografía acondicionada a una temática selvática se llevó todas las miradas.

Cuando llega el día que toca DLSO, inmediatamente las sensaciones de manija y ansiedad alcanzan su pico máximo porque, sin menospreciar a otras bandas, ésta transmite una mística y posee una fuerza en vivo muy pocas veces vista. Los soldados del agite son parte de todo esto. Para ellos es más que un grupo humano que realiza rock, son su droga preferida. Como dice una vieja canción, “todos somos parte de este show”.

18119511_1418999184786948_1893117077046222565_n

PH: Florencia Nieves

Llegando a las cercanías del Teatro, se visibilizaban muchos lunfarderos con su “copete” en mano, intercambiando anécdotas, hablando sobre el próximo disco (recémosle al señor por la lluvia, el sol y su pronta salida) y la futura fecha en tierras cordobesas -20 de Mayo-.  El crecimiento de Don Lunfardo no es solo musical, y eso se ve con los fanzines denominados “Rescatate!”, un mini librito que predica el “Lunfardo universal” a sus fieles. Estos fueron entregados a penas se ingresaba al salón. En su contenido se pueden apreciar textos alucinantes que están buenísimos para entrar en clímax.

Previo a la salida de los músicos, el actor Diego Bortolotti otorgó un show siendo un árbol más, dando vida a la flora y anticipando los indicios que se venía Don Lunfardo. El comienzo fue una patada al mentón, adrenalina pura, casi a las 2:00 am, Nada Maldra Sal y Parkavioleta dieron la bienvenida a la fiesta espiritual. Sin dar mucha habladuría en el principio del toque. El poeta con hambre de descontrolar y garganta lunfarda, Luciano Chino Angeleri  fue el autor de manejar la danza rara que te obliga a volar.

18118988_1418999458120254_8954175360002513846_n

PH: Florencia Nieves

Sin dar un minuto de descanso, siguieron Los días pasan y Fotógrafos del Abismo, este último les dio el rock que estaban buscando, ese “algo que los haga levantar”. Esta banda te obliga a pensar ¿Qué clase de monstruo sos Don Lunfardo? Increíble que estos chicos logren tanto con solo una canción.

Las primeras diez canciones fueron siempre en subida, desde la hermosa letra de Solíamos terminar en Vuelos hasta la oscura Negros o Misiles con Mantequilla, que ruega brindar por todo lo malo ya que lo bueno está por llegar. También sumergirse en las guitarras apabullantes de Marcos Tradetti y Federico Lozano en  Futbol Inc y Gobernar es el Delito. Luego cayó Ojos de Coto de Caza, tema del tan esperado tercer nuevo disco (considerando como Demo al disco homónimo o Álbum Verde).

El agite se vio desbordado llegando hasta casi la puerta, nadie quería quedarse quieto, la banda sonaba impecable y daban cátedra rockera. Por algo se llevan el título de “La Leyenda del Under” y no es para menos.

La “Chacarera!” de Marginadytos marcó un quiebre por su letrilla cruda, que refleja la difícil vida de las personas en situación de calle. Un enorme telón cubrió gran parte de Woodstock ante el grito de “Cuidado que ahí viene la indiada”. A la deriva yacen tus vidas y 52 Héroes de Fango entregó esa siniestra oscuridad.

Luego vino un intervalo necesario para tomar un respiro ante una gran primera parte, pero como se sabe, al público no lo bajan ni con puré de rivotriles. Las caras eran una mezcla de: sorpresa, alegría, cansancio y un deseo interno de que nunca termine. Abrazos y risas. Charlas con alguna bebida de por medio. Reencuentro con algunos personajes.

18057897_1418999174786949_4241179524364763744_n

PH: Florencia Nieves

Para la segunda parte, una gran versión de Buenos Aires New York dio el inicio del segundo tiempo. Seguida Tan Gil Como el Destino, otra de la próxima placa que provoca incendiarnos de alegría por lo que vendrá. La canción perfecta la tuvo Mi Amigo el Mostrador con ese rock and roll que describe alguna vivencia que podríamos tener en las noches de bares. Canción emblemática lunfarda a la orden.

Si de canciones emblemáticas hablamos, Rambo es Gay es una de ellas. No hubo nadie que no pudo no corear ni saltar este tema tan crítico hacia los yanquis. Llegando a las últimas de la noche, el Chino dejó el aviso que después de la fecha de Córdoba iban a parar hasta la pronta salida del nuevo LP. Una noticia para festejar. Canción Paracacaídas, Cosmonautas, Películas y Cicuta oscurecieron aún más la noche. Otra más que viene pidiendo pistas de lo fresco es Yazco, con ese ritmo hipnótico.

La anteúltima de Fotógrafos del Abismo, Respirar es lo de Menos, una gran sorpresa porque estuvo un tiempo sin sonar en vivo. Ahora volvió y nos refugiamos en su poesía.  El Patio de Atrás y Demasiado Humo, otras de las más pogueras y ya dando indicios del final. El adiós estuvo de la mano de CK (A Cabisna Kamoña), un emblema que lleva Fotógrafos en su interior. Locura hizo brotar en la pista porque sin DLSO no hay vino que les endulce los latidos. Luego Paolo Maquerni hizo lo suyo para posteriormente cederle la última nota a Pogo, el himno lunfardo por excelencia y  una marca registrada en los finales de cada fiesta espiritual. Todo San Justo giró haciendo pogo y rondas que desenredaron un baile sakado para despedir a la banda.

Las almas se retiraron satisfechas por esa noche, porque el 20 de Mayo, los Espiritus que Yerguen caerán con sus naves en Córdoba.

*Gentileza de fotos: Florencia Nieves

 

#AfterChabon El último grito de guerra de Sumo

Por Lucas Otero – Colaborador en Corriendo La Voz
lucas_otero@hotmail.com

Se cumplen 30 años del surgimiento de After Chabon, cuarto y último álbum (considerando a Corpiños en la Madrugada) de estudio grabado por Sumo. Dicha placa fue presentada oficialmente, el 10 de octubre del mismo año, en Obras Sanitarias para cuatro mil personas. En aquella época, su vocalista, Luca Prodan estaba transitando sus últimos meses de vida porque en diciembre de 1987 falleció a causa de una cirrosis hepática fulminante.

Formación: Luca Prodan en voz; Ricardo Mollo en guitarra; Germán Daffunchio en guitarra; Diego Arnedo en bajo;  Roberto Pettinato en saxo, acordeón y piano;  Alberto “Superman” Troglio en batería y percusión.

hqdefault

Hace diez años todos los ex Sumo, menos el difunto cantante, volvieron a revivir esas canciones que ya son un clásico de nuestro rock. Fue en un recordado Quilmes Rock realizado en River Plate. De este disco, pudieron entonar Crua Chan, tema que abre el LP con su poderosa melodía que hace mover hasta al más viejo vinagre. En particular, éste track, contiene mucha historia en sus raíces, tanto en la letra como en su música. Según cuenta Luca, en una antigua entrevista, la canción representa un grito de batalla del clan al que pertenecía Cecilia Pollock de Prodan, su madre.

El reencuentro de los músicos se dio en el marco del Quilmes Rock 2007.

El reencuentro de los músicos se dio en el marco del Quilmes Rock 2007.

En un principio el nombre original que iba a llevar en su título era Gaitas, seguramente por eso es normal encontrarla en algún lado con esta descripción. La guitarra de Ricardo Mollo imitando el sonar de una gaita y el redoblante símil militar, crea un ambiente escoses excepcional digno de salir a combatir al imperio inglés con una botella de ginebra  en la mano y lentes oscuros.

El canturreo expresado en inglés por el pelado dice que en 1745 el espíritu escoses resurgía y que los clanes, al coro de “fee, fi, fo, fum!”,  se preparaban rabiosos para luchar contra Inglaterra. La letra se basa en La Batalla Culloden entre escoceses e ingleses, ocurrida el 16 de abril de 1746 en suelo británico. Para entender mejor este pedazo de historia, una buena analogía es la película Corazón Valiente protagonizada por Mel Gibson en 1995.

Al caminar cerca de Pueyrredón y Corrientes, lo primero que uno puede llegar a pensar es en el Abasto, hoy convertido en un shopping, pero que en otros tiempos fue utilizado como mercado. Un barrio, hoy zona comercial, ayer zona olvidada o muerta. También, conlleva el nombre del barrio donde ubica tal estructura arquitectónica. Los cantantes de tango tenían el hábito de dedicarles canciones a calles, bares o personas queridas. Pero nunca nadie le dedicó unos versos a este barrio porteño, hasta que un italiano escapándose de la heroína vino a nuestro país y le escribió un himno homenajeándolo: Mañana en el abasto.

Dentro de esas palabras, relata su día en ese distrito ubicado entre Balvanera y Almagro. Una crónica real de donde estuvo instalado durante sus últimos años de vida. La mescolanza de sentimientos, transforma cada palabra en la balada más representativa. El saxofonista del grupo, en su libro “Sumo por Pettinato”, expresa que Luca explicaba que la letra es como una película. Otros, argumentan que pudo haber sido una conjetura o premonición sobre el cercano futuro que le deparaba, pensando en la salud deplorable que mostraba.

B0F

En Lo quiero ya , aparece un fragmento distorsionado en el estribillo de un poema titulado “As I walked out one evening (Mientras paseaba una tarde) de Wystan Hugh Auden, un poeta nacionalizado estadounidense. ¿Una casualidad? No lo sabremos hasta que nos encontremos con el autor. Según lo que menciona Pettinato en su libro, trata de un hombre torturado por la dictadura que había quedado vivo y lucha por lo suyo.

Por su parte, Cieguito Volador, claramente habla de los murciélagos pero a la vez puede utilizarlos para hablar de ¿alguna persona que vive de noche? Puede ser…

La Noche de Paz sería algo así como la búsqueda de un hit navideño hecho punk, cantado en tres idiomas. Posee un aire muy cercano a “El ojo blindado”. En nuestras fiestas, es una costumbre que nos acompañe. A Banderitas y Globos va en el mismo grupo que éstos dos últimos por su proximidad al punk. Su letra es una encrucijada de dudas. Cargado de casualidades, aparece No tan distintos, un reggae que carga el mensaje de acabar con las guerras. Una predicción hecha sin querer. Al recitar “Waiting for 1989” (Esperando 1989), dio la certeza. Justo ese año, cayó el muro de Berlín.


Según a criterio de Prodan, esta última obra fue el mejor trabajo de la banda por considerar que no posee ningún hit. Lo que no creyó fue que de principio a fin, a todos se los puede considerar éxitos.

Al caer en la cuenta de la salud por la que transitaba el italiano, nos podemos imaginar una difícil jornada de producción, pero que ese esfuerzo acompañado con la calidad única de cada integrante, surtieron un producto final increíble. Con el correr de los años y las generaciones, su obra será eterna hasta que choque China con Africa.

Scroll to top