Connect with us

Notas

Viva Marte: "Tenemos más claro por dónde van las canciones"

El conjunto porteño vuelve al ruedo con el lanzamiento de la primera parte de un disco doble: «Superficie», donde vuelcan toda su influencia del rock, el pop, el noise y el grunge.

Published

on

El conjunto porteño vuelve al ruedo con el lanzamiento de la primera parte de un disco doble: «Superficie», donde vuelcan toda su influencia del rock, el pop, el noise y el grunge.


«Es un viaje a nuestras mentes en relación con una pareja, con vos mismo, con el mundo –describe el cantante y guitarrista Ariel Korkes sobre el contenido del flamante álbum-. También es uno de los cortes de este disco y una balada rockera que habla sobre lo poco que procurás y lo que te cuesta ser vos mismo. Armar tu espacio espiritual, físico y real. Establecerte para construir tu camino y tener algo concreto».
Pasaron siete años para la salida de un nuevo material de Viva Marte, además de cambios en la formación, ¿cómo los encuentra como banda este lanzamiento?
Nos encuentra con un camino más directo, respecto al sonido. Esta formación tiene más en claro por dónde van las canciones. Demostramos qué colores y sensaciones queremos transmitir. Y lo cuento desde un plano general. Desde mi enfoque personal, siento que está buenísimo porque somos cuatro personas con gustos diferentes dentro del rock y hay ganas de mezclar todo eso para que salga algo en común. Para nosotros, el lanzamiento es una cosa genial, da ansiedad, da ganas, entusiasma para seguir haciendo más cosas.
¿Qué quisieron mostrar en este disco?
En principio mostrar las canciones con las que venimos ensayando estos últimos años. Que justamente son canciones de esta nueva banda que somos. Yo tomé la posta de la voz y agarré la guitarra, eso solo ya es un cambio enorme y todo este cambio nos pedía salir con algo nuevo para olvidar el pasado distinto que tuvimos.

Van a sacar una segunda parte de estos temas, ¿por qué decidieron lanzar un disco dividido en dos, con dos títulos distintos y con casi un mes de diferencia entre ambos?
Es algo que planeamos en conjunto con nuestro sello Chancho Discos. Un poco estrategia y otro poco para difundir nuestro material con más dedicación. Sabemos que al oyente común le cuesta escuchar un disco entero. Pero también tiene que ver con lo que generan las canciones. Nuestros temas tienen un concepto, pero no son todos iguales. Vamos y venimos con la intensidad, entonces era difícil conjugar todo el material en un solo disco. A la vez nos da la tranquilidad de tener material espaciado en el tiempo y poder ir generando paralelamente otras cosas.
¿Cómo ven la escena under/emergente en la actualidad y cómo sienten que encaja Viva Marte en ella?
En principio siento que la música en general esta apuntalada hacia las generaciones más jóvenes, pero de manera discriminatoria. Como la publicidad. No estoy muy contento con lo que pasa en la escena, me aburre el título “indie” porque siento que no es solo una movida sino un estado de pertenencia donde solo podés estar si sos parte de un segmento estético de los pies a la cabeza y nada tiene que ver con lo artístico. Muchas de estas bandas desaparecen rápidamente y otras aparecen sin pasar por la calle. También pasa con el trap y otros géneros. Ojo, no digo que no haya cosas copadas y geniales, sino que tengo otro concepto del under. El de lo orgánico y artístico. El de los artistas que no necesitan tener el último sintetizador para hacer canciones nuevas, el de los músicos que defienden los estilos sin molestarle el de otros. La mayoría de las bandas busca un sonido del pasado. Aburren. Por eso digo que nosotros hacemos post indie (Risas). Pero nos veo bien, instalando de nuevo el título de rock nacional, haciendo canciones para recordar y pasar el tiempo que hay que pasar para trascender.

Viva Marte se presenta el sábado 9 de noviembre, a las 22, en Rabia Bar. Costa Rica 4901, CABA.

Notas

Bienvenidos al oscuro éxtasis

Published

on

Valentin Oliva. Wos. El que tiene un caudal épico de videos circulando en redes con fragmentos de sus competencias. El pibe que viene de una familia de artistas, creció en la plaza y enamoró sin distinción de edades a todas aquellas personas que deseaban escuchar frases viscerales nacidas desde el corazón. El, el jefe de la caravana, está cerrando el año con cuatro Obras con entradas agotadas y acá te contamos un poco de lo que fue la noche del martes.

Wos en Obras. Fotos: Emmanuel Luque Voi

Son las ocho de la noche y todavía falta para que se apaguen las luces del lugar y brillen las del escenario pero las plateas ya están casi llenas y el campo empieza poco a poco a colmarse. Hay gente de todas las edades pero ya no está tan presente la imagen de familiares mayores llevando a los más chicos, la escena hoy parece invertida. Una suerte de resumen generacional en la que bien se puede ver como esta camada de pibes y pibas que vinieron a cambiarlo todo, nos permiten entrar a los más grandes a su mundo.

Son poco más de las nueve, la gente sabe que el show comienza por el fondo y empiezan a acomodarse… Se apagan las luces y, ahora sí, entramos al más oscuro éxtasis.

Spoiler Alert: Si buscas la lista de temas que ejecutó a lo largo del show, acá no la vas a encontrar. 

Con musculosa, el pelo bien corto y rojo fuego, rapeando fiel a su estilo a más de uno le recordó a Eminem (y está bien) pero no solo hubo rap… Un gran estallido se vivió cuando sonó Culpa y apareció “virtualmente” Ricardo Mollo, momento en el que más de uno, literalmente, mostró su piel erizada; y si de un poco de rock nacional hablamos, no podemos negar que Luz delito tiene ese pasaje ricotero que a nadie le es indiferente ¡Y se sintió en el estadio!.

Durante el show lo pudimos ver saltando y cantando sin parar ¡Y sin siquiera agitarse! Lo vimos colgándose la viola con toda la actitud de un auténtico punk rocker para rasgar las cuerdas en 40 y en cuestión de minutos lo podíamos ver haciendo sonar la percu mirando a los ojos a Alejandro Oliva, quien además de su papá es el fundador de La Bomba de Tiempo.

Podemos decir, sin miedo a exagerar, que ir a ver a Wos es vivir una completa experiencia musical y la lista está pensada en función de que podamos disfrutar del viaje. Casi dos horas a puro pogo, baile y emoción.

Mención especial para lo que se generó en Cambiando la piel, no solo por lo que se bailó sino sobre todo por el ratito de freestyle que nos regaló y también a la aparición de Ca7riel, otro artista de la nueva camada que viene a mostrar como todavía queda muchísimo por hacer y crear en este mundo en el que muchos aseguran que todo ya está inventado,  en Niño gordo flaco… 

Canciones de amor, desamor, amistades, historias de vida, sueños y política… 

Así como en plena veda del 2019 nos regaló Canguro y nos permitió ponerle música al necesario desahogo en contra de la meritocracia, hoy esta canción ya es todo un himno de la nueva generación haciendo estallar gargantas cada vez que suena.   

El final parecía estar a cargo de Mugre, en donde a la banda compuesta por Facundo Yalve en guitarra, Natasha Iurcovich en bajo, Fran Azorai en teclados y  Tomy Sainz en batería se le sumó el coro gospel Afro Sounds pero la gente quería un poco más y el grito de Púrpura se transformó en una realidad siendo así el cierre: con el público terminando de perder la voz al ritmo de esos versos.

Oscuro Éxtasis merecía una presentación a la altura de sus canciones ¡Y la tuvo!  

Continue Reading

Notas

Marview: «Nos rodea un hilo invisible que nos conecta con personas»

Published

on

Marview es una cantante y compositora del sur de la provincia de Buenos Aires. En plena pandemia lanzó su primer álbum llamado “Invisible”, un disco compuesto por nueve canciones pop, disponible en todas las plataformas digitales.

(más…)
Continue Reading

Notas

Paulo Jr. analiza el nuevo disco de Sepultura

Published

on

El bajista Paulo Jr. analiza «Quadra», el décimoquinto disco del grupo, y traza una relación entre sus viejas canciones y la actualidad del mundo. Además, explica su miedo por los estudios de grabación.

(más…)
Continue Reading

Lo más visto