Exótica (USA) le sumó rabia al calor porteño en su primera visita al país

Share

El agobiante calor que azotaba la capital porteña no fue excusa para que un aluvión de pibes y pibas se juntaran en el barrio de Villa Crespo. El pretexto de la reunión se fundamentó en la visita al país de Exótica, la banda que viajó desde Nueva York para presentarse por primera vez en estas tierras. Pila de expectativas se levantaron cuando los flyers con las contadas fechas que darían empezaron a circular. La banda -con casi nula presencia en las redes sociales- se presenta como ejemplo de esa rabia punkrockera que parece haberse escondido para algunas personas.

Cierta o no esta última afirmación, el bandcamp junto a algunos videos en vivo circularon rápidamente, avivando las ganas de presenciar en vivo un rápido y efectivo show de punk rabioso. La fecha, organizada por Tienda Inerme y Ugly Records tuvo lugar en La Cultura del Barrio y sirvió, también, como excusa para presentar la discografía en cassette y vinilo de la banda neoyorquina.

A partir de las 19 horas el club antifa por excelencia comenzó a llenarse de ferias; comida vegana, libros, comics y discos empezaron a llenar las mesas. La concurrencia se iba haciendo notar y las bebidas circulaban para paliar los litros de transpiración dejados en la calle.

Los instrumentos se montaron abajo del escenario y, cuando el salón se iba llenando, aparecieron en escena Los Muchachos de la Secta (LMDLS), una de las bandas que más ha crecido en número de seguidores en un año tan complicado para la música independiente como el que pasó. Un show prolijo y eléctrico, que mezcló temas de su discografía con aquellos que vienen presentando en vivo. Una de las mayores bondades de LMDS es haber aprendido a meter de lleno al público en su repertorio, no sólo presentándoles los vaivenes lógicos de tocar temas escritos bajo diversas influencias y en diferentes momentos, sino logrando que quienes se encuentran escuchándolos se sumen en ellos.

En este recorrido – y como era de esperar- el punto más alto se dio al tocar como un tema unido ‘el rock and roll lo inventó la CIA’, ‘el rey del noise’ y una versión más punkrockera de ‘cuánto falta para la noche?’ presentando casi todo su primer EP en un tirón. ‘Hijos del mal’, ‘sub 21’ y ‘Luci Cadillac’ fueron una transición bien ejecutada para dar por concluido el espectáculo con el ya hit ‘Fuego a la yuta’. 

LMDLS logran una combinación que resulta particular y positiva; personajes como su cantante, Capitán Mandioca quedan pocos en el under. Su capacidad de navegar entre el público y relacionarse con él, invitándolos a participar se unen con músicos de buenas manos y mejor ejecución que se traduce en un plus constante para sus shows.

Con un breve receso para ver las ferias y refrescar el cuerpo, Funerales comenzó a desplegar todo su glamour en los instrumentos. Dato curioso lo que ocurre cuando estas monstruosidades del queerpunk se preparan para tocar, casi automáticamente -y durante los primeros temas- los flashes de los celulares se prenden. Es que la banda le escapa a la lógica musical clásica y presentan en cada oportunidad un elaborado y trabajado show actoral y estético, acompañado de una combatividad musical difícil de encontrar en los tablones del país.

‘No no’ de su EP homónimo abrió el show, seguido de ‘Mientes’ y el ya clásico ‘¿qué pasa con las pibax?’. Un inicio prometedor, y sobre todo adrenalínico. Funerales presenta sensualidad para todos los géneros y gustos con un efecto visual y sonoro que hace que el público se acerque aunque no conozca su música. El outfit temático, no inusual en este tipo de música, adquiere otro significado por encontrarse cargado de una impronta combativa. Con una cita de Lohana Berkins, Charly, el baterista explicó el contenido expresado en su outfit de mariposa. 

Funerales se encuentra en un proceso de transformación constante. En este marco, el desarrollo se vio acompañado por un cambio de formación. Emilia se hizo cargo de los pedales y la guitarra, la transición -estresante y visible en oportunidades- no se notó en el show. Estos cambios también se hicieron notar en la presentación de temas nuevos que saldrán en forma de EP durante el año. Romper moldes, como indica uno de sus nuevas canciones, definitivamente de eso se trata. 

Con el ambiente óptimo, el cierre de la noche lo llevó la banda de exportación. Exótica terminó por reventar una noche cargada de fuerza. Una puesta en escena completa, con bases potentes y una cantante cargándose a la multitud como si fueran parte de la banda. Ojos abiertos, canciones que escupen sobre la enajenación y las presiones sociales, la cantante de Exótica se enfrentaba al público como si lo conociera de toda la vida. En un tire y afloje, enfrentamiento y acercamiento, Exótica fue manejando al público a su antojo. 

El salón de LCDB se transformó en un retrato para guardar, el calor dejó de importar y el pogo golpeaba contra la banda como si fuera una pared. Con un recorrido por sus distintas placas, Exótica llevó su rabia con puntos muy altos en las canciones ‘presión’, ‘ser nada’ y ‘mundo nuevo’. Una muy buena primera experiencia y demostración de la banda en el país.

Fotos: Nicolás Avelluto

Related Posts