Connect with us

Notas

Cómo es "Hola Mundo", el nuevo disco de Tan Bionica

Published

on

Con un depurado sonido hi-fi y un feat. con Juanes, la banda evoluciona y graba su álbum más ambicioso.
1234
Después del golpe radial de «Ella» en 2012, Tan Biónica se convirtió en una verdad incómoda para el rock nacional. Con melodías pomposas, imaginería nocturna, psicología adolescente y sintetizadores dance, el grupo ocupó una zona vacante en el mapa de la música pop en Argentina: un lugar puertas afuera de la sofisticación de Babasónicos y que el rock siempre despreció, en el que crecieron como un suceso entre el pop ATP de Miranda! y Violetta, la grandilocuencia melódica de la era Circo Beat de Fito Páez y la sugestión hormonal de cantantes románticos como Abel Pintos o Axel. Una fórmula ambiciosa y desprejuiciada con la que cuatro outcasts de la escena consiguieron impactar en el corazón del mainstream y construir su propia mitología de justicieros pop vestidos con uniformes de conquista.
Tan Biónica nunca fue un grupo sutil, pero ¿desde cuándo el pop tiene que ser sutil? En Hola mundo hay arpegios de guitarra acústica para transmitir emocionalidad, teatralidad lírica, riffs de sintetizadores para noches enloquecidas en la ciudad, arreglos de música clásica y golpes de efecto empujados por cambios de tempo.
Sin embargo, todo suena más orgánico que nunca, y mejor. Si «Obsesionario» (2010) fue el disco con el que dieron el zarpazo y en «Destinología» (2013) cristalizaron la fórmula del éxito (Chano Moreno Charpentier pulió su lápiz de cantautor torturado en la piel de un bolichero en «La melodía de Dios»), este nuevo álbum es el comienzo de una transformación que lleva a TB a la altura de sus nuevas ambiciones. Bambi Moreno Charpentier y Diego Lichtenstein toman el mando de la producción y calibran el grupo con el sonido hi-fi del rock-pop global que incluye a Maroon 5, Vampire Weekend y Coldplay, al que vienen estudiando con pasión de nerds. Es un set de diez canciones que después de una obertura compuesta por Bambi y grabada por la Filarmónica de Praga, se desliza hacia una intro procesada de teclado y guitarra que pone el disco en un estado de levitación pop futurista: el comienzo de un gran viaje.
En «La manera que eligió para matarme», el futuro del grupo convive con casi todos sus clichés: el track empieza con una percusión que rebota sobre un latido electrónico y a la que se suman cuerdas procesadas antes de caer en un estribillo hipnótico en el que la voz duplicada de Chano repite sobre el loop: «Pienso en ti, pienso en mí». Tal vez sea la primera vez que consigue convertir verdaderamente sus obsesiones en materia pop y puede que sea uno de los mejores momentos musicales que un grupo nacional nos entregue este año. Después, unos compases aparatosos de marcha militar rompen el efecto, pero no importa, alcanzamos a escucharlo.
La voz de Chano sigue constituyendo la identidad de TB, aunque las limitaciones de su registro a veces quiebran el preciosismo al que aspiran. Sus letras viajan por el sur de Santa Fe, la Mesopotamia, el jardín de su casa, el Raval de Barcelona, la ruptura con Celeste Cid, frases en inglés y francés, recuerdos de su padre y, por momentos, ya no suena como una víctima de sí mismo.
Hacia la mitad del álbum, asistimos a la consumación de la nueva escala de TB con la aparición de Juanes en «Un poco perdido», un hit radial con una explosión acústica sobre la programación del estribillo que demuestra que ya están listos para entretener a las audiencias latinas. Desde el feat. de Cerati con Shakira, el pop nacional no ofrecía una colaboración de esta escala.
«No me atreví a sugerirte que te mueras» es una cajita de música que se contamina mientras Chano se admite como uno de «los que mentimos en las terapias». Cuando su registro gana intimidad y queda a punto de quebrarse, por primera vez en el disco TB no necesita ningún artificio para conmover y abre una pregunta que sobrevuela toda la obra. ¿A dónde va a llevar Chano su voz en esta nueva etapa?
Por Juan Morris | Ilustración de Diego Tripodi (RS)

Notas

Bienvenidos al oscuro éxtasis

Published

on

Valentin Oliva. Wos. El que tiene un caudal épico de videos circulando en redes con fragmentos de sus competencias. El pibe que viene de una familia de artistas, creció en la plaza y enamoró sin distinción de edades a todas aquellas personas que deseaban escuchar frases viscerales nacidas desde el corazón. El, el jefe de la caravana, está cerrando el año con cuatro Obras con entradas agotadas y acá te contamos un poco de lo que fue la noche del martes.

Wos en Obras. Fotos: Emmanuel Luque Voi

Son las ocho de la noche y todavía falta para que se apaguen las luces del lugar y brillen las del escenario pero las plateas ya están casi llenas y el campo empieza poco a poco a colmarse. Hay gente de todas las edades pero ya no está tan presente la imagen de familiares mayores llevando a los más chicos, la escena hoy parece invertida. Una suerte de resumen generacional en la que bien se puede ver como esta camada de pibes y pibas que vinieron a cambiarlo todo, nos permiten entrar a los más grandes a su mundo.

Son poco más de las nueve, la gente sabe que el show comienza por el fondo y empiezan a acomodarse… Se apagan las luces y, ahora sí, entramos al más oscuro éxtasis.

Spoiler Alert: Si buscas la lista de temas que ejecutó a lo largo del show, acá no la vas a encontrar. 

Con musculosa, el pelo bien corto y rojo fuego, rapeando fiel a su estilo a más de uno le recordó a Eminem (y está bien) pero no solo hubo rap… Un gran estallido se vivió cuando sonó Culpa y apareció “virtualmente” Ricardo Mollo, momento en el que más de uno, literalmente, mostró su piel erizada; y si de un poco de rock nacional hablamos, no podemos negar que Luz delito tiene ese pasaje ricotero que a nadie le es indiferente ¡Y se sintió en el estadio!.

Durante el show lo pudimos ver saltando y cantando sin parar ¡Y sin siquiera agitarse! Lo vimos colgándose la viola con toda la actitud de un auténtico punk rocker para rasgar las cuerdas en 40 y en cuestión de minutos lo podíamos ver haciendo sonar la percu mirando a los ojos a Alejandro Oliva, quien además de su papá es el fundador de La Bomba de Tiempo.

Podemos decir, sin miedo a exagerar, que ir a ver a Wos es vivir una completa experiencia musical y la lista está pensada en función de que podamos disfrutar del viaje. Casi dos horas a puro pogo, baile y emoción.

Mención especial para lo que se generó en Cambiando la piel, no solo por lo que se bailó sino sobre todo por el ratito de freestyle que nos regaló y también a la aparición de Ca7riel, otro artista de la nueva camada que viene a mostrar como todavía queda muchísimo por hacer y crear en este mundo en el que muchos aseguran que todo ya está inventado,  en Niño gordo flaco… 

Canciones de amor, desamor, amistades, historias de vida, sueños y política… 

Así como en plena veda del 2019 nos regaló Canguro y nos permitió ponerle música al necesario desahogo en contra de la meritocracia, hoy esta canción ya es todo un himno de la nueva generación haciendo estallar gargantas cada vez que suena.   

El final parecía estar a cargo de Mugre, en donde a la banda compuesta por Facundo Yalve en guitarra, Natasha Iurcovich en bajo, Fran Azorai en teclados y  Tomy Sainz en batería se le sumó el coro gospel Afro Sounds pero la gente quería un poco más y el grito de Púrpura se transformó en una realidad siendo así el cierre: con el público terminando de perder la voz al ritmo de esos versos.

Oscuro Éxtasis merecía una presentación a la altura de sus canciones ¡Y la tuvo!  

Continue Reading

Notas

Marview: «Nos rodea un hilo invisible que nos conecta con personas»

Published

on

Marview es una cantante y compositora del sur de la provincia de Buenos Aires. En plena pandemia lanzó su primer álbum llamado “Invisible”, un disco compuesto por nueve canciones pop, disponible en todas las plataformas digitales.

(más…)
Continue Reading

Notas

Paulo Jr. analiza el nuevo disco de Sepultura

Published

on

El bajista Paulo Jr. analiza «Quadra», el décimoquinto disco del grupo, y traza una relación entre sus viejas canciones y la actualidad del mundo. Además, explica su miedo por los estudios de grabación.

(más…)
Continue Reading

Lo más visto